¿Tu gato enloquece en la noche?

¿Tu gato enloquece en la noche?

Esta es una de las quejas más frecuentes de nuestra convivencia con los gatos, que no nos dejan dormir, que se vuelven como locos justo cuando nosotros necesitamos descansar, esto es lo que en sicología se conoce como ritmo circadiano invertido.

Lo primero que debemos entender es que un gato en su hábitat natural no diferencia entre la actividad diurna o nocturna, para él es indiferente puesto que no puede desaprovechar ninguna ocasión de caza, es más, de hecho se considera que el gato es más nocturno dado que en la noche mejoran sus condiciones para cazar con éxito.

Pero esto cambia en casa, el gato es un animal rutinario y muy inteligente, capaz de adaptarse fácilmente a las costumbres y cultura del hogar y como no tiene que cazar para subsistir, entonces… 

¿Por qué se trastocan sus biorritmos?

Existen varias razones:

Por enfermedad: igual que tú, tu gato puede padecer insomnio o algún dolor o molestia le impide dormir. Por eso ante un comportamiento indeseado o inhabitual en nuestro bigotudo, lo primero es visitar al médico veterinario para descartar un problema de salud.

Por estrés causado por aburrimiento: si tu gato es sedentario, permanece solo, carece de estímulo, atención y juego durante el día y por ende se la pasa durmiendo, en la noche tendrá energía suficiente para buscar a como de lugar, llamar la atención de alguien en casa que quiera disponerse a jugar un poco.

Por hábito, aunque sea un mal hábito: el gato es un animal de costumbre y si un comportamiento dado le trae beneficios no dudará en seguirlo repitiendo, así que si tu gato comienza a brincar, correr, maullar y toda vez que lo hace tú te levantas para ver qué sucede, él estará consiguiendo su recompensa “logró llamar tu atención”, por esto es es tan importante descartar primero un problema de salud para poder luego con absoluta tranquilidad, poder enfocarte en corregir el comportamiento indeseado.

¿Cómo corregir estas conductas?

En este caso tenemos dos tareas: la primera es aumentar la actividad diurna de nuestro gato y la segunda es eliminar la “conducta alocada”  que tiene en la noche (comportamiento que no necesariamente es malo pero que resulta perturbador para nosotros).

Tarea 1. En palabras muy castizas “Cansa a tu gato en el día”. Ofrécele tanto juego y actividad física sobre todo al caer la tarde, que a la hora de irte a dormir, esté literalmente fundido. En esto juega un papel muy importante el enriquecimiento del entorno, que tu gato disponga de muebles y juguetes adecuados que le inciten a moverse, curiosear, que tenga r pequeños niveles de dificultad para llegar a su cama o a su comida (obviamente con seguridad). Ojea nuestros mobiliarios personalizados para gatos

Tarea 2. Para eliminar el hábito de llamar nuestra atención en la noche, ya sabes, habiendo descartado un problema médico, por mucho ruido, brusquedad o actividad que el gato tenga en la noche, si toda vez te levantas y le diriges tu atención, él seguirá percibiendo ese beneficio “consiguió tu atención”. Esto requiere paciencia y autocontrol tuyos porque toma tiempo para que él vaya entendiendo que su estrategia de llamar la atención dejó de funcionar.

¡Muchos éxitos!

Escrito por:

Ana Gallo. Etóloga

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Productos

¡Lo más vendido!

Selecciona tú ciudad

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Reiciendis, et reprehenderit eaque praesenm volupte!