Cuidados de higiene sanitaria para tu gato

Cuidados de higiene sanitaria para tu gato

Lo mismo que los humanos esperamos de nuestro baño: que sea cómodo, limpio, ventilado y discreto, es lo que tu gato espera de su bandeja sanitaria. Presta atención a las siguientes recomendaciones:

1. ¿Qué tipo de arenero necesita tu gato?

Uno acorde con su tamaño y condición física, donde quepa ampliamente, pueda entrar, darse vuelta y salir con facilidad. Ni tan bajo que se riegue la arena cuando escarbe, ni tan alto que le resulte incomodo saltar. ¿Abierto o cerrado? Preferiblemente abierto por comodidad y para que los gases circulen fácilmente o semicerrado con muy buena ventilación, a algunos gatos les produce temor un arenero muy cerrado, observa si es tu caso y prueba quitando la compuerta por donde pasa el gato, de modo que sienta menos encierro y más confianza para introducirse.

2. ¿Cuántas bandejas hay que tener en casa?

Los etólogos recomendamos siempre tener tantas bandejas como gatos más una, es decir, si tienes dos gatos, deberías tener tres bandejas, así evitamos problemas de conducta como orinar fuera de la bandeja o incluso problemas médicos como la cistitis idiopática felina. Pero insistimos, esto no es una ciencia exacta y son ellos quienes nos van guiando sobre sus propias necesidades.

3. ¿Dónde ubicar el arenero?

El arenero debe estar en un espacio tranquilo, discreto y bien aireado. Evita ubicarlo al lado del comedero o zona de descanso y en los espacios de mayor tránsito de la casa.

4. ¿Qué arena debes usar?

Existen varios tipos, los cuales te contamos a continuación, ¿cuál usar? La que tu gato prefiera, hay gatos muy exigentes con esto, por eso cuando encuentres una que a tu gato le agrade, evita cambiársela.

Tipos de arena para gatos:

Arena ecológica: compuesta por virutas de madera como pino y otras fibras vegetales. Absorben bien los olores, aglomeran bien los residuos los cuales se pueden desechar por el sanitario. Su inconveniente es que la viruta por ser tan liviana se adhiere muy fácil a sus patas y pelaje esparciéndose por la casa.

Arena aglomerante: compuesta por bentonita o arcilla aglomerante. Como su nombre lo indica su mayor ventaja es la capacidad para aglomerar residuos líquidos y sólidos por lo que limpiarla es muy fácil y esto hace que dure más.

Arena de sílice: es arena sintética compuesta por silicato de sodio. La identificas porque sus gránulos son generalmente blancos o azules. Son muy absorbentes, no generan polvo, cuando el gato orina suele teñirse de amarillo indicándonos que hay que limpiar o cambiar. Para nosotros es la más cómoda, para el gato por ser sintética es la menos agradable.

Arena de sepiolita: es la más común y económica, está compuesta por un mineral que se llama sepiolita y que desprende mucho polvo. No absorbe muy bien los olores y no dura tanto como las demás, pero es muy económica.

5. ¿Cada cuánto debes limpiar la arena del gato?

Retira diariamente los residuos aglomerados en la bandeja, preferiblemente dos veces al día para mantener la arena muy limpia. Cada semana procura vaciar toda la arena (no botarla) para lavar la bandeja, vacías de nuevo la arena limpia que vas a reutilizar y agregas un poco más de arena nueva para mantener el nivel adecuado (mínimo 5 cm de espesor).  ¿Cuándo cambiarla por completo? Si dos gatos usan la misma bandeja cámbiala cada 15 días, si solo la usa un gato, cámbiala cada mes.

Recuerda que en Mirronga Mirronga también tenemos un arenero muy lindo y discreto para tu hogar, amplio y muy cómodo para tu gato, conócelo aquí.

Escrito por:

Ana Gallo. Etóloga

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Productos

¡Lo más vendido!

Selecciona tú ciudad

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Reiciendis, et reprehenderit eaque praesenm volupte!