Miedo, ¿qué asusta a tu gato y cómo ayudarlo?

Miedo, ¿qué asusta a tu gato y cómo ayudarlo?

El gato es un animalito tan tranquilo y silencioso, que a veces creeríamos que casi nada los perturba, pero en realidad hay muchos factores que aumentan su estrés ocasionando conductas que nos indican que están muertos del miedo.

Si bien, no todos los gatos responden al miedo de la misma manera: algunos se muestran agresivos y arañan o muerden, otros huyen despavoridos, se esconden, desaparecen por horas, se orinan o defecan, tiemblan y sus pupilas lucen sumamente dilatadas… Es importante detectar qué detona su temor, así como también es fundamental reconocer que si las conductas son exageradas, podría tratarse de un trastorno de miedo o ansiedad y en tal caso debemos acudir al etólogo para que nos oriente el procedimiento más adecuado para ayudarlos.

¿Qué causa sus miedos más comunes?

El ruido: el sonido de la aspiradora, la licuadora, la música a alto volumen, una tormenta eléctrica, la pólvora, la caída insospechada de un objeto pesado, siempre los atemorizará.

La calle: ya lo decíamos anteriormente, cuando tu gato abandona su territorio (tu hogar), se aleja de sus marcas y esto le produce gran inseguridad.

Lee también ¿Tu gato necesita salir a pasear?

Otros animalitos: exponer a tu gato de sopetón, a la presencia de otros animalitos es una de las razones de mayor temor. Muchas veces este temor puede ser causado por una mala experiencia pasada o socialización inadecuada. Más adelante hablaremos de la introducción adecuada de un nuevo miembro gatuno cuando ya hay gatos en casa.

Las personas: igual que ocurre con otros animalitos, experiencias traumáticas del pasado o socializaciones inadecuadas hacen que tu gato pueda desarrollar gran temor a las personas.

El agua: este es un temor arraigado en su adn pues no debemos olvidar que originariamente, los felinos provienen del desierto. En otra ocasión hablaremos también sobre el baño del gato.

¿Cómo ayudarlo?

1. No lo regañes ni maltrates por una conducta proveniente del miedo. Harás que su temor se afiance más y más.

2. Proporciónale un espacio propio seguro, preferiblemente alto, donde él pueda refugiarse siempre que sienta temor, en vez de sentir que necesita salir de casa despavorido, aumentando el peligro.

3. Recuerda que en Mirringa Mirronga podemos darte toda la asesoría acerca del comportamiento de tu gato y además construimos espacios especialmente diseñados  para ellos, seguros y súper confortables, pero además lo hacemos a la medida de tus gustos y presupuesto.

Piensa en un regalo maravilloso para tu gato, contáctanos y agenda una visita nuestra.

Escrito por:

Ana Gallo. Etóloga

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Productos

¡Lo más vendido!

En oferta

Selecciona tú ciudad

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Reiciendis, et reprehenderit eaque praesenm volupte!