¿Tienes un gato agresivo y mordelón?

¿Tienes un gato agresivo y mordelón?

Una queja frecuente durante nuestras consultas etológicas es que el gato se ha vuelto agresivo incluso durante el juego o muerde y ataca a las personas cuando van desprevenidas caminando por la casa. Técnicamente se llaman “agresiones lúdicas” pero puede que no te agrade mucho lo que te contaremos a continuación.

El origen de las agresiones lúdicas…

Entre el segundo y tercer mes de vida, el gatito pasa por una etapa de aprendizaje muy importante con su camada (mamá y hermanos felinos): el autocontrol y la intensidad de la mordida. Esto lo aprenden durante el juego y recordemos que el juego felino es una simulación de cazar. Cuando un gatito muerde a otro con mucha intensidad, el gatito mordillo llora o da un maullido muy fuerte que le indica al que le atacó “basta, te pasaste” e inmediatamente el otro suspende el ataque (si tu gato te muerde, imita un fuerte maullido y comprueba lo que pasa).

Por diversas circunstancias, muchos gatitos no logran pasar suficiente tiempo en la camada y por tanto finalizan este importante aprendizaje con nosotros los humanos, quienes ofrecemos durante el juego, nuestros pies y manos a los cachorros ya que dado su tamaño, sus mordidas apenas nos resultan inofensivas.

Pero cuando el gato crece y gana tamaño…

Sus mordidas ya no son inofensivas y es cuando consideramos que el gato se volvió agresivo. Perseguir, zarpar, morder, son conductas felinas y por lo tanto se consideran normales, ¿cuándo dejan de serlo? Cuando causan daño sin una causa o razón aparente, por eso:

1. NUNCA le ofrezcas a tu gato tu cuerpo para jugar (manos, pies).

2. Cuando juegues con tu gato, hazlo siempre con los elementos adecuados, los juguetes de cañas largas son ideales para que tu gato persiga, atrape y muerda sin exponer tu cuerpo.

3. Cuando en medio del juego, tu gato se sobrepase y te ataque o muerda, en ese instante el juego debe finalizar y esperar unos minutos a que baje la sobreexcitación del gato antes de retomar el juego.

4. Juega diariamente con tu gato dos o tres veces al día por espacios cortos de tiempo. Está comprobado que los gatos que acumulan estrés por aburrimiento, zarpan y muerden no solo para canalizar el estrés, sino justamente para llamar la atención del humano e incitar al juego. 

Escrito por:

Ana Gallo. Etóloga U del CES.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Productos

¡Lo más vendido!

Selecciona tú ciudad

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Reiciendis, et reprehenderit eaque praesenm volupte!